Inicio portada

portada

#NiUnDíaMenos

Los procesos legales desde la imposición de una orden de restricción demoran en promedio 3 años hasta que un/a progenitor/a impedido/a logra el sobreseimiento. Luego, el proceso de revinculación puede demorar hasta 3 años más, cuando se logra.
Durante todo ese tiempo esa infancia no es contenida psicológicamente por el estado ni por el sistema judicial y escucha solo la versión del denunciante sobre los motivos por los cuales ya no debería ver a la otra parte de su familia. Esos 5, 6 años en la niñez no solo representan una gran parte de su infancia, también en la vida de abuelos y abuelas, que a veces fallecen esperando volver a ver a sus nietos.

Un efecto colateral de esto es que muchas veces las infancias tras la ausencia de explicaciones o escuchar solo una versión de la situación, sumando el largo tiempo transcurrido hasta que finalmente es escuchado en sede judicial, sus opiniones y sentimientos pueden volverse negativos contra esa familia que hace tanto tiempo no ve. Muchas veces crece hasta tener la edad de ser «escuchado» por el tribunal y esa infancia ya no quiere contactarse con la parte de la familia que para el «lo abandonó» o es «mala» según el discurso recibido por quienes ostentan su cuidado.

#NoMasHijosRehenes

Reconocemos y repudiamos el maltrato, violencia y abuso infantil (ASI) y luchamos por visibilizar la figura del OBSTRUCTOR de vínculos como un actor más en el ámbito del MALTRATO INFANTIL y la obstrucción de Vínculos e impedimento de contacto como maltrato psicológico para las infancias y los familiares impedidos.

La falta de herramientas de abordaje de contención inmediata con perspectiva de infancia en el sistema judicial, las denuncias falsas no investigadas, la desidia y la burocracia se constituyen como factores de VIOLENCIA INSTITUCIONAL.

#InfanciaCompartida

Es sabido que los tiempos de la justicia no son los tiempos de los niños, niñas y adolescentes.

Teniendo en cuenta que luego de una separación conflictiva podemos perder su infancia buscando criarlos, protegerlos amarlos y pasar tiempo de calidad con ellos, surgió INFANCIA COMPARTIDA.