Sería interesante que el subsecretario de niñez de La Pampa, recientemente denunciado penalmente  por incumplimiento de los deberes de funcionario público, por la muerte de Lucio Dupuy. En lugar de salir a defender el arcaico discurso que propició la muerte de otro niño más en su provincia se ponga a TRABAJAR de manera seria y actualice su biblioteca.

Vamos a contestar una por una las barbaridades que este pseudo “servidor público” sostiene tan livianamente y ajeno a la realidad:

Bonino Advirtió que a partir del caso del niño Lucio Dupuy «surgieron voces que estaban escondidas» 

Claramente Bonino nos nos vio, ignoraba que había otras víctimas además de las que a él le gusta ver. Siempre estuvimos acá, gritando bien fuerte nuestra lucha, que pone a los niños primero. El que estaba escondido fue usted Bonino, que no declaró nada sobre las responsabilidades en la muerte de Lucio por parte sistema de protección que usted coordina. Esperemos pronto responda ante la Justicia.

Sigue Bonino con su rencilla hacia nosotros y nos acusa de salir «a decir livianamente que los niños mienten, que a los hombres no se los escucha, que la violencia de genero tiene ideología o que las mujeres hacen falsas denuncias».

Vamos a ser claros en este punto: la violencia de género existe y es un mal que debemos luchar como sociedad para erradicar; ahora bien, no puede desconocer ni simplificar el resto de los puntos por los que reclamamos. Bonino, si lo hace, salga a recorrer las sedes judiciales o renuncie hoy mismo: los niños mienten, por miedo a su agresor (como lo hizo Lucio) o por manipulación. Le recomendamos leer el reciente fallo de octubre de la corte suprema o el de hace unos días de la cámara J sobre manipulación infantil. A los hombres no se los escucha (50 llevan muertos a manos de sus parejas desde enero de 2021) y decenas de miles reclaman en los juzgados protección para sus hijos mientras la preferencia materna los ignora. Así murió Alejo Oroño Bonino. Así murió Lucio. Llámese a silencio por respeto a las memorias de las víctimas. No insulte a todos los familiares que sufrimos las injusticias e impericias de la “justicia de familia”. LAS FALSAS DENUNCIAS EXISTEN, y somos víctimas de las mismas y lo vamos a gritar bien fuerte, aunque no le guste, hasta que el sistema mejore y haga lo que se le paga por hacer: INVESTIGAR y castigar a los culpables de delitos. Ya sea de abuso o maltrato, o de hacer falsas denuncias.

«Hoy el 95 por ciento de las víctimas de violencia siguen siendo mujeres” continúa Bonino.  Probablemente desconozca que  Según las Estadísticas criminales del Ministerio de Seguridad del 2018, en la Argentina fueron asesinados 2010 hombres y 248 mujeres. Si, 10 veces más hombres fueron asesinados. Curiosa perspectiva, no?

“Las voces ocultas” secretario, reclaman simplemente UNA JUSTICIA QUE INVESTIGUE BIEN, RÁPIDO Y SIN SESGOS IDEOLOGICOS. Sesgo como el que usted, lleva adelante.

“la Justicia sigue siendo machista”  sostiene el anticuado funcionario Bonino. Quizá en otros casos lo sea, pero en este caso, y en muchos, existió una justicia sesgada, que adopta un prejuicio sexista muchas veces a favor de las madres, en lugar de evaluar las necesidades de cada niño y las características de cada progenitor. Abandone el temor del discurso imperante y ponga a la infancia por delante de todo, Bonino. Los sesgos de la “perspectiva de (un) género” en el funcionamiento de la policía y del derecho de familia existen Bonino: el sesgo automático a favor de la madre y de la mujer denunciante, la falta de investigaciones de oficio para evaluar la posibilidad de denuncias falsas o de maltrato infantil son los que muchas veces se dan y lo que llevaron a la muerte de Lucio. No se puede tapar el Sol con un dedo.

“nos hemos visto bombardeados por organismos nacionales” se ve que a Bonino no le gusta que le señalen la inoperancia y los errores del sistema de protección a su cargo. Sepa usted Señor Bonino que seguiremos “bombardeando” para que los responsables de la muerte de Lucio, cómo usted, dejen de cobrar el sueldo que la sociedad les paga y respondan ante la justicia.

“con pseudos científicos o pseudos abogados y abogadas que salen a hablar livianamente de cosas que no tienen nada que ver con la realidad” 

Se ve que los abogados que le gustan a Bonino son los que defienden sus intereses y la industria de las falsas denuncias, los informes de complacencia y la ficción desarrollada para sostener su lucrativo chiringuito. Esa etapa se cerró en Argentina con la lamentable muerte de Lucio.

“no hay nada más vulnerable que los niños y las mujeres» Bonino: usted ocúpese de proteger a los niños y las familias, que bastante mal lo hace, las mujeres ya tienen su ministerio. Por cierto, se olvido de los ancianos como sector vulnerable de la sociedad.

Preocupa que en una capacitación destinada a profesionales, agentes y funcionarios de distintos organismos de la Provincia que trabajan con personas en situación de vulnerabilidad social exista un sesgo ideológico tan alejado de la realidad. Usted es parte de un entramado perverso, hegemónico, que está formando a toda una generación de abogados y profesionales en el quebrantamiento de garantías constitucionales como la igualdad ante la ley o el derecho a una legítima defensa. 

Le recomendamos una buena lectura, Bonino, ya que anda tan preocupado como lo que decimos: 

“El patriarcado no existe más” de Roxana Kreimer sostiene que ya no hay una discriminación sistemática contra la mujer, lo que no niega que puedan perdurar conductas sexistas. También señala, en consonancia con la investigación publicada por Stoet y Geary en 2019, que hay q dejar de considerar sinónimos “discriminación de género” y “sexismo contra la mujer”. La discriminación contra el hombre existe, y en la mayoría de los países occidentales supera a la de la mujer, tal como muestra este estudio hecho en 134 países.

Los libros no muerden Bonino. Los pasillos de tribunales tampoco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí